lunes, 16 de mayo de 2016

EXPERIENCIA PELOSTOP I

¡Hola bombones!
¿Cómo estáis? Espero que perfectos. Hoy vengo a hablaros de mi primera experiencia en Pelostop. 
Bien, lo primero que quería comentaros, es que siempre he tenido un complejo enorme con el vello corporal, y uno de mis sueños es hacerme el láser si o si. Suena raro, porque seguro que muchas de vosotras tenéis otros sueños, pero al estar tan acomplejada siempre ha sido una de las cosas que quería hacerme. Y tras pensarlo, y gracias a que una amiga se lo está haciendo también, me he animado a empezar con ello.
Estuve mirando diferentes opiniones de diferentes centros o franquicias que están ahora tan de moda, que salen en la tele por ejemplo. Y la verdad que he leído de todo. Y como mi amiga estaba contenta, decidí ir a que me aconsejaran las chicas de Pelostop.
Tenía claro que iba a ir por zonas. Debido a que es mucho dinero, y no me puedo permitir gastar tanto dinero. Así que decidí empezar por las ingles, probando con las ingles brasileñas, que era la zona que quería quitarme la primera.
Así que, tras decidirme a ir, pedí cita para que me echaran presupuesto, para que me dijeran todas las ofertas que había, cuantas sesiones me recomendaban, por mi bello por mi tipo de piel...
Antes de que me dijeran nada y de ir, yo había mirado en su web las ofertas que había en ese momento. Y aunque tenía dudas ya que el verano estaba a la vuelta de la esquina, vi que las ofertas merecían la pena.
Bueno, la mujer fue súper maja, muy simpática, me explicó todo, perfectamente. El láser que iba a utilizar, la diferencia con otros, me aconsejó las sesiones que iba a necesitar. En mi caso, sobretodo por la edad, me recomendó 10 sesiones. La comenté si podían ser 8, y así ver como va avanzando el tratamiento, y si a la larga necesitaba más, pues coger un par de sesiones sueltas. Sobretodo por el tema económico.

Tuve que volver a la semana siguiente para una prueba de tolerancia. En la hoja de información que me dieron ponía que tenía que ir rasurada, debemos hacerlo un día o dos antes. Yo lo hice un día antes.
La chica súper maja, pasé a la sala para ponerme un tanguita desechable, me dejó sola mientras, y al rato volvió. Me dejó unas gafas protectoras, luego me dio las mías que tengo que llevar en cada sesión, y en un lado me dio tres disparos del láser. Fue como si me pincharan con muchas agujas sutilmente. Tras hacérmelo me aplicó una crema de áloe vera y listo, fue un minuto. Como la cosa había ido bien, al día siguiente fijamos la primera sesión. Tras la prueba de tolerancia, yo pensaba que se me iba a irritar mucho la piel, porque yo siempre que me depilo mi piel se tira bastante tiempo irritada. Pero al contrario, la zona estuvo rojita ese día, pero al día siguiente estaba perfecta. Estuve aplicándome áloe vera varias veces.
La primera sesión, como digo, fue al día siguiente. Delimitan la zona con un lápiz blanco, y tras ponerme las gafas empezó. Tengo que decir, que es molesto, pero soportable, en algunas zonas ni lo sientes, en otras un poquito más. Sobretodo cuando pilla un pelito que es más fuerte. Pero en resumen fue rápido y soportable. No fueron ni diez minutos. Después de la sesión, la piel estuvo hasta el día siguiente roja, pero gracias al áloe vera, al día siguiente estaba perfecta.
¿Qué pasa después? Pues han pasado dos semanas desde que fui a la primera sesión. Y bueno, el vello ha ido creciendo de forma normal, y se ha ido cayendo solo. Tengo que decir, que todos todos no se han caído. Pero si que se han caído el 90%, de momento.

De momento, mi experiencia es positiva, iré escribiendo después de varias sesiones para ver que tal va la experiencia. Tardaré porque en junio me hago la segunda sesión, pero hasta septiembre no volveré.
Un beso de chocolate bombones!.
AnaGmakeup.